Conde Duque. Exposición: Se Vende Aquí

Se Vende Aquí

Esta exposición, con carteles publicitarios antiguos de la Colección Carlos Velasco que gestiona en exclusiva La Retrografía, organizada a través de diferentes grupos temáticos (hogar y droguería, alimentación, moda y textil, salud e industria), pretende invitar a sus visitantes a realizar un paseo nostálgico por el comercio madrileño de antaño, permitiendo establecer de forma clara las diferencias y semejanzas de lo que era la estructura de la distribución comercial de hace cincuenta o cien años, con el momento actual.

Así, de la mano de grandes artistas como J. Renau,  F. Ribas, Zsolt, Garballo, Pere Abarca y Manolo Prieto, les invitamos a conocer la historia de Madrid de una manera diferente, a través de anuncios originales de la época, que vuelven a todo color, para recordarnos lo que fueron y lo que fuimos.

cartel oficial exposición Se Vende Aquí. Conde Duque 2021

¿Por qué una exposición con carteles publicitarios?

Esta pregunta tiene, con todos los matices que se quieran, una respuesta bastante elemental: porque éstos fueron, hasta hace cinco o seis décadas, casi el único soporte de difusión publicitaria existente y, desde luego, desde finales del siglo XIX, el más conocido y aceptado.

Con unos anuncios en prensa muy aburridos, con mucho texto y apenas ilustraciones en blanco y negro; con una radio que, aun ya muy difundida desde la década de los veinte, desempeñaba un papel mucho más limitado que en la actualidad; con revistas de poca difusión y pocos anuncios en color; y, finalmente, sin televisión (que se generalizó a partir de 1960), el cartel fue el gran protagonista como soporte publicitario de los dos primeros tercios del siglo XX, impreso a todo color y decorando viviendas de entonces, vallas a pie de calle y toda clase de establecimientos en la España gris de aquel entonces.

Por otro lado, los carteles son, y deben considerarse a su vez, piezas artísticas de gran valor. Y no sólo porque en la mayoría de los casos estaban firmadas por ilustradores de renombre.

Pero además de esto, también nos permiten realizar un análisis interdisciplinar: nivel de vida (economía), formas de vestir y hábitos cotidianos (sociología y antropología), modos de comunicar el mensaje (psicología y publicidad), calidad y características de la ilustración (arte), formas de vida colectivas (cultura), acontecimientos políticos (historia), creencias y costumbres (religión), etc. Además, no debemos olvidar la “facilidad de acceso” a su contemplación y análisis.

 O, dicho de otra manera, que el conocimiento previo para poder ver un cartel y comprenderlo era elemental y no necesitaba de mayores intermediaciones formativas o académicas, situándose al margen de clases sociales, lugares geográficos, nivel de recursos económicos, capacidad cultural de los destinatarios (una gran parte de la población no sabía leer ni escribir), etc.

¿Quieres tener en casa alguno de los carteles de la exposición?