Tras un periodo de descanso hoy os queremos invitar a que preparéis nuevamente la mochila y nos sigáis acompañando en nuestra vuelta al mundo a través de mapas y grabados antiguos, pues retomamos nuestro viaje haciendo parada en Gibraltar.

Situada al límite de lo conocido para los griegos, Gibraltar (conocida en la antigüedad como Monte Calpe, una de las columnas de Hércules) es la única colonia que pervive en Europa tras la firma en el año 1713 del Tratado de Utrecht que puso fin a las hostilidades  entre España y Gran Bretaña enfrentados en la Guerra de Sucesión que se desencadenó tras la muerte de Carlos II el Hechizado.

Mapas antiguos Gibraltar – La Retrografía

El origen del término Gibraltar, del árabe Djebel al Tarik (el campo o monte de Tarik), nos recuerda su etapa de dominio musulmán que duró más de cuatro siglos. Tras una etapa de varios conflictos, no pasaría a manos de cristiana definitivamente hasta el año 1462.

Los hechos que son causa directa de la situación actual se remontan al día 1 de noviembre de 1700, fecha en la que fallece Carlos II rey de España. Según las disposiciones testamentarias, tras su muerte debería sucederle su sobrino-nieto Felipe V, pero Inglaterra, el Sacro Imperio Germánico y las Provincias Unidas de los Países Bajos, no eran partidarios de que un Borbón se alzase con el trono de España pues este se convertiría en un poderoso aliada para Francia que ya contaba con una importante hegemonía en el continente europeo. Por ello, eran partidarios de la continuidad de la Casa de Austria, representada en el sobrino del falleció, el archiduque Carlos.

Establecidos los bandos, en 1702 estalló la guerra de sucesión española entre los borbones y sus detractores. En la contienda supuso un antes y un después la entrada en conflicto de Portugal (en el año 1703) en el bando de la alianza antiborbónica que pondría en gran peligro los territorios peninsulares.

Mapas antiguos Gibraltar – La Retrografía

En este contexto bélico, en  agosto de 1704 la escuadra anglo-neerlandesa al mando del Príncipe de Hesse-Darmstadt y del almirante Rooke tomaron Gibraltar. Los intentos por recuperarla fueron en vano, y años después la reina Ana de Inglaterra nombraría Gibraltar como puerto inglés nombró a su propio gobernador de Gibraltar, el general británico Roger Elliott; y finalmente, en 1711, expulsó a todas las tropas extranjeras, quedando tan sólo los militares británicos a cargo de Gibraltar.

La invasión inglesa quedó formalizada en el Tratado de Utrech firmado en 1713.

Estos acontecimientos históricos  han brindado a Gibraltar y a su gente unas características únicas y especiales convirtiendo al Peñón en un centro de interés turístico.

No dejéis de vista vuestra mochila, pues en breve emprenderemos otro interesante viaje a través de mapas y grabados antiguos.

¡Os esperamos!

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario    Ver Política de cookies
Privacidad
Abrir chat
¿Hablamos?
¡Hola! 👋
¿Podemos ayudarte?